All for Joomla The Word of Web Design

Cómo hay que elegir los juguetes para Navidad.

Las fiestas navideñas son una época del año muy especial para todos, pero especialmente para los niños que se convierten en los auténticos protagonistas. Comprar regalos y dárselos es una de las mejores partes de la Navidad. Aún así, encontrar el juguete perfecto para cada uno no siempre es fácil, y dar respuesta a las cartas a los Reyes Magos o Papa Noel genera un montón de dudas entre los padres. Por lo que, tanto pediatras como psicólogos coinciden en la necesidad de ser comedidos, ya que el exceso de regalos puede acabar sobreestimulando a los menores.

Desde En Positivo Sí, las especialistas en niños y padres del área Aula Familia, Ana Belén León y María Ramos, inciden en que no es bueno dejarse influir por las campañas publicitarias “estas, a veces destacan aspectos de los juguetes que no son los más adecuados para el desarrollo infantil, y además, suelen exagerar algunas características de los juguetes para atraer la atención del público infantil, lo que lleva a generar falsas expectativas en los niños”.

Lo primero y más importante que hay que tener en cuenta a la hora de escoger el juguete es la edad. Cada etapa del desarrollo infantil requiere unos juguetes diferentes, conforme a las capacidades del niño. Durante su primer año, por ejemplo, los bebés empiezan a interactuar, a seguir el movimiento de las personas y a distinguir entre colores y formas. “Es importante elegir juguetes de construcción, de encajar, de texturas que favorezcan el desarrollo psicomotriz y sensorial”, explican las especialistas.

Sin embargo, a partir de los dos o tres años, hay que elegir juguetes que favorezcan el juego simbólico y de rol, “aquellos que imiten el mundo de los adultos y según van creciendo, los juegos de turnos y los juegos experimentales son los que más les interesan, también los juegos cooperativos son un buen recurso”, afirman León y Ramos.

Otro factor importante que debe influir a la hora de la elección del juguete, es el gusto de cada niño o niña, sin caer en estereotipos de género, así como la funcionalidad del mismo; es decir, los juguetes educativos siempre serán los mejores, ya que fomentan la creatividad, la fantasía, la imaginación, la atención o la memoria. “Cuantos menos recursos tenga el juguete, más posibilidades dará de crear al niño y cuantas más funciones dé el juguete, más pasividad generará en el niño y antes se aburrirá de él”, inciden las especialistas.

En la misma línea, los juguetes deben ser seguros y estar siempre homologados. Hay que asegurarse de que están confeccionados con materiales que no sean cortantes si se rompen, con colores sólidos y no tóxicos. Cuanto más pequeño es el nño, más grandes deben ser los jueguetes y sus piezas.

Otro buen regalo que favorece las capacidades del niño, son los juego familiares, puesto que estos benefician la comunicación y las relaciones con la familia. “Jugar todos juntos fomenta los lazos de cooperación y la colaboración. Los niños nos piden y necesitan tiempo con nosotros mucho más que con los juguetes”.

Cuántos regalos debo hacer

Lo mejor es que los niños reciban entre tres o cuatros juguetes máximo, ya que si tienen demasiados, pierden el interés y no los valoran. “Cuando tienen pocos regalos los disfrutan de forma plena, pero, cuando hay muchos, pierden la capacidad de centrarse en un único regalo y además les quitamos la necesidad de usar su imaginación”, declaran León y Ramos.

Con muchos regalos la emoción se dispersa y provoca reacciones, incluso “violentas” y de protesta en los niños tales como esto no lo queríano me han traído esto otro o esto sí lo quería, pero ya no.

Para evitar situaciones como estas, las especialistas recomiendan ponerles un límite, incluso desde el mismo momento en el que se escribe la carta a los Reyes Magos o a Papá Noel. “Es necesario hablarlo e intentar coordinarlo. Si los niños reciben muchos regalos, lo mejor es que les dejemos unos pocos y los demás los guardemos y después de un tiempo se los intercambiemos”, aclaran.

Los menores que tienen muchos juguetes no aprenden a cuidar lo que tienen, ya que según las especialistas, como saben que pronto tendrán uno nuevo, no le aprecia. Cuanto menos tienen, más aprenden a valorar y a cuidar sus cosas.

Así mismo, no hay que dejar las compras para el último momento, “visitar diferentes comercios puede ayudarnos a hacernos una idea de las diferentes opciones que existen”, concluyen las especialistas.

FUENTE: CUIDATE PLUS.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password