All for Joomla The Word of Web Design

¿Por qué quieren prohibir las cápsulas de café de un solo uso?

En Europa, las cápsulas de café individuales de un solo uso, como las de Nespresso, Dolce Gusto o Tassimo, están mal vistas desde hace algún tiempo. Hamburgo fue la primera ciudad que decidió ponerles freno, y en España Baleares es la comunidad autónoma pionera en hacerles frente. Pero, ¿por qué quieren prohibir las cápsulas de café de un solo uso?

Las cafeteras de cápsulas llegaron para quedarse hace unos años. Sus ventajas hacen que sean el formato preferido de muchos usuarios, ya que resultan cómodas y rápidas, y permiten preparar la cantidad precisa en el momento en el que queremos tomar una taza de café. En comparación con las cafeteras domésticas tradicionales, permiten ahorrar tiempo y producto, y gracias a ellas ya no tenemos que tomar café recalentado.

Aunque conocemos sus ventajas, en muchas ocasiones no somos conscientes de los inconvenientes que presentan este tipo de cafeteras. Y es que las cápsulas de café monodosis están fabricadas con plástico y aluminio, lo que hace que sean contaminantes, y además muchas plantas de reciclaje no están preparadas para procesar estos productos que mezclan plástico, aluminio y residuos orgánicos por lo que son muy difíciles de reciclar. 

Teniendo en cuenta que la venta y el uso de estos productos no para de crecer, nos encontramos ante un problema cada vez mayor. De acuerdo con los datos de la consultora Nielsen, el negocio de las cápsulas alcanzó en 2016 los 320 millones de euros y se vendió un 9,8% más de unidades que en 2015 (más de 9.000 toneladas). 

La ciudad alemana de Hamburgo fue la primera de Europa en prohibir el uso de cápsulas de café en los edificios gubernamentales. “Son 6 gramos de café y 3 gramos de envoltorio“, afirmaba Jan Dube, del Departamento de Medioambiente del Ayuntamiento de Hamburgo. “Por eso creemos que este producto no debe ser pagado con los impuestos de los ciudadanos”.

El movimiento contra las cápsulas de café ha llegado a España, y la primera comunidad que quiere sumarse es Baleares. El anteproyecto de ley de residuos que prepara el Govern tiene la intención de prohibir la venta de estas monodosis desechables a partir del 1 de enero de 2020, junto con otras medidas orientadas a la buena gestión de los residuos.

¿Qué dicen los fabricantes?

Los fabricantes se defienden explicando que tienen a disposición de los usuarios numerosos puntos de recogida de cápsulas usadas que ellos se encargan de reciclar. Por ejemplo, Nespresso ofrece más de 900 puntos verdes y procesa las cápsulas en sus propias plantas para reciclar el aluminio. No obstante, el problema reside en que la mayoría de los consumidores no están concienciados y son muy pocos los que llevan los residuos a estos lugares habilitados para su reciclaje, por lo que la mayoría de las cápsulas acaba en la basura.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password