All for Joomla The Word of Web Design

Dopaje: El gran dolor de cabeza del béisbol

Dopaje El gran dolor de cabeza del béisbol

Santo Domingo, RD

Cada año la batalla es más intensa, pero el monstruo,  aunque siente las embestidas continúa en pie de guerra y emana su veneno a una industria que cada vez aboga por una imagen más cristalina.

La apertura de controles y programas antidrogas cuenta ya con 15 años, empero el dopaje sigue haciendo sus estragos en el béisbol y proporcionando casos que salpican la pureza del pasatiempo, en Grandes Ligas, los circuitos minoritarios y la propia Dominican Summer League.

El fin de semana, las Mayores se vio estremecida por la suspensión por 60 partidos del dominicano Michael Pineda, de los Mellizos de Minnesota, tras dar positivo a Hidroclorotiazida, diuretico que según el propio lanzador había usado para reducir parte de su peso de 280 libras.

Dueño de una foja de 11-5 con 4.01 de efectividad, que incluye 5-1 y 3.06 en promedio de carreras limpias tras el Juego de Estrellas, Pineda no lanzará más este año para unos Mellizos que tienen un pie en los playoffs, equipo que quedará huérfano de uno de sus cuatro principales abridores.

En total dejará de percibir 990 mil dólares en menos de un mes que le resta a la campaña regular, además en su contrato está estimado que recibiría un bono por 500 mil dólares si superaba este año los 150 episodios. al momento de su suspensión contaba con 146 entradas.

Su caso es el segundo que afecta a un dominicano este año a nivel de Liga Mayor, el otro Frankie Montás está suspendido por 80 juegos y está próximo a retornar con los Atléticos. Ellos se unen en las supensiones más recientes, al menos entre quisqueyanos a Robinso Canó, Jorge Polanco, Welington Castillo, los tres en el 2018. En el 2017 fueron suspendidos Starling Marte y David Paulino; Adalberto Mondesí, Abraham Almonte y Jenrri Mejía fueron las víctimas en el 2016, en tanto que Mejía y Ervin Santana violaron las reglas en el 2015. El último año en que un dominicano no tuvo suspensión fue en el 2014.

En la Dominican Summer League

Los casos más recientes en este circuito ocurrieron el pasado 23 de agosto cuando tres jóvenes fueron apartados por 72 partidos, tras salir positivo en Stanozolol en la entidad que desde 1985 ha propiciado un contante incremento de la presencia de peloteros dominicanos y de otras naciones latinas en las Grandes Ligas.

Estos protagonistas fueron Marcos Encarnación (Cubs), Eliezer Mejía (Marineros) y Francisco Benítez, todos lanzadores, elevaron a 10 los casos registrados este año en una DSL, que en su torneo 34 vio incrementar la cantidad de equipos a 44 , contando con una población de más de un millar de jóvenes peloteros.

Aunque estos 10 hechos, representan un número inferior a la media existente en el pasado lustro, Orlando Díaz, presidente de la DSL no deja de expresar que esta es la principal batalla que libran en busca de reducirlo a la mínima cantidad.

“Siempre ha sido nuestro dolor de cabeza, pero buscamos los mecanismos para erradicarlos, algo que esperamos ocurra en unos tres o cuatro años”, señala, el presidente del entidad sobre un hecho que parecía imposible de detener hace unos ocho años.

Reducción de 6% a 0.8%

Según datos que proporcionó la Major League Baseball al Listín Diario, lo que en el 2005 fue un alarmante 6.10 por ciento de los jugadores que daba positivo hoy la media está entre un 0.70 y 0.80 por ciento.

Pero ¿Qué ha ocurrido para hacer posible este hecho y que según los registros, el mal de los esteroides poco a poco cede terreno?, aunque en ocasiones estremecen el sistema como los tres casos del pasado 23.

Según afirma Yerik Pérez, coordinador de MLB en el país, este emporio realiza solo en la DSL más de tres mil pruebas de dopaje cada año, las mismas suceden en el transcurso de la campaña y en la misma temporada baja.

Los noveles cuando arriban al dugout y hasta caminan por diversas áreas de los complejos se topan de frente con un amplio listado que contiene todas las sustancias que no deben usar.

Pero son altamente contables los hechos de peloteros que desafían estas reglas, toman los riesgos y utilizan estas sustancias, incluso con casos en que grupos de ellos pertenecientes a una misma organización que han sido suspendidos en una misma fecha.

24 la mayor cantidad en un año

Tal pasó con cinco miembros de los Yankees, que el tres de julio del 2016 recibieron sus penas por violar los reglamentos. Ese año siete Yankees estuvieron entre los 24 novatos de la entidad que fueron apartados. De este hecho esta ha sido la mayor cantidad en los últimos cinco años.

Un año después seis integrantes de los Azulejos, Hugo Cardona, Yhon Pérez, Leonicio Ventura, Juan Jiménez, Naswell Paulino, Jol Concepción fueron dejados de lado, tras sus positivos.

 Son muchos los casos de estos jóvenes que desaparecen por completo tras dar positivo. Leonicio Ventura, Juan Jimenez, Leyfer Ramírez, Jhostin Vargas, Arikson Ramírez, Jean Carlos De Jesús, representan unos pocos casos de que sus carreras culminó casi de manera paralela con la suspensión que recibieron.

“ Estamos animados por el progreso que hemos logrado, el cual es un resultado directo de los esfuerzos realizados hecho en pruebas, educación e investigación en el país y todo el mundo”, resalta Pérez.

Expresa que los esfuerzos de MLB son tales que realiza más de 30,000 pruebas de dopaje cada año, cantidad que en sentido general han incrementado en un 10 por ciento desde el 2017 y aproximadamente un 75% desde el 2012.

Díaz, de su lado, nunca se sentirá conforme, solo cuando las mismas se hayan erradicados de una vez, así como pasó con lo relacionado a las actas de nacimientos ilegales. “Esta es una batalla que seguiremos librando.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password