Regionales

Desfalco en Cabral y Báez, manejado como un secreto de Estado.

SANTIAGO. Han transcurrido más de diez días desde que se dio a conocer el alegado desfalco millonario realizado en el departamento de Farmacia del hospital regional universitario José María Cabral y Báez, y hasta el momento no han dado a conocer quiénes son los responsables del mal manejo de los medicamentos.

La única información que ha trascendido hasta el momento es que la dirección del centro de salud dispuso la suspensión de todo el personal que laboraba en el referido departamento, donde de acuerdo a informes extraoficiales, el robo podría ascender a más de cinco millones de pesos.

Jhonny Lama, vocero oficial del centro de salud estatal, no enumeró la cantidad de empleados suspendidos, alegando que había una investigación en curso del caso.

“Tengo entendido que se están investigando a los empleados y hasta a los compradores de las medicinas”, puntualizó Lama.

Dijo que se realizan las auditorías correspondientes, para entonces establecer la magnitud del problema.

Declaró que cuando concluyan las auditorías se aclarará la situación, que afecta a los miles de pacientes que acuden diariamente a curar sus dolencias a ese hospital.

Mientras que desde la Fiscalía local y la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (PEPCA), cuyos organismos tiene a su cargo la investigación, manejan el caso con gran hermetismo.

En reiteradas ocasiones los usuarios han denunciado que el Cabral y Báez carece de medicamentos. Según dicen, deben comprar el agua que van a ingerir durante los internamientos, así como parte de los medicamentos y a utilizar.

Desde hace varios años las instalaciones del hospital, ubicado entre las calles Sabana Larga, 27 de Febrero y Sánchez de esta ciudad, se encuentra sometido a un remozamiento general.

 FUENTE: DIARIO LIBRE.


Redacción

Editor

Sorry! The Author has not filled his profile.

×


Redacción

Editor

Sorry! The Author has not filled his profile.