Nacionales

El Distrito Nacional es “la niña linda” y Santo Domingo “la cenicienta” del sistema judicial dominicano.

SANTO DOMINGO. El Distrito Nacional con una población de 1,111,838 personas, es una de las jurisdicciones con mejores condiciones para los jueces, fiscales, defensores públicos y usuarios del sistema judicial, contrario a la provincia Santo Domingo, cuya población es de 2,198,333.

El Distrito aventaja por mucho a Santo Domingo, tanto en cantidad de tribunales, como en facilidades para el desempeño laboral.

En Santo Domingo y Monte Plata (de la misma demarcación) existen en materia penal ocho juzgados de la instrucción, entre ellas la oficina de Atención Permanente y la Oficina coordinadora de los juzgados encargados de conocer y procurar que los procesos que lleva el Ministerio Público se haga apegado al debido proceso y con las autorizaciones pertinentes, mientras que el Distrito, con la mitad de la población, tiene 12.

Santo Domingo tiene tres cámaras penales de primera instancia en comparación con las cuatro que tiene el Distrito, además de una presidencia.

La provincia tiene tres Tribunales Colegiados y el DN cuatro. En el mismo orden tiene dos salas de la Corte de Apelación, una de ellas aperturada en este 2017, contrario a las tres que desde hace años operan en el Distrito Nacional.

En materia Civil y Comercial también hay diferencias. Existen siete Juzgados de primera instancia más una presidencia en Santo Domingo, mientras que en el Distrito Nacional hay ocho y una presidencia.

La Corte de Apelación de lo Civil y Comercial de la provincia tiene dos salas y una presidencia en tanto que en el Distrito hay tres salas más su presidencia.

En total, la provincia tiene 29 tribunales en comparación con los 39 del Distrito. En ambas jurisdicciones hay un tribunal de ejecución de la pena.

“Da pena y vergüenza el estado de las instalaciones del llamado Palacio de Justicia de la provincia Santo Domingo, las condiciones en las cuales los operadores del sistema y, de hecho, todos los miembros de la comunidad jurídica que desarrollan sus labores ahí, son verdaderamente deplorables”, expresó el abogado Ramón Emilio Núñez.

Marino Féliz explicó que, contrario al Distrito Nacional, en donde cada tribunal tiene su secretaría independiente, en Santo Domingo hay una pequeña secretaría común “para todos los casos penales” donde se produce un “embotellamiento”.

“En realidad, si uno compara, lo que se requeriría no es bajar el estándar y los buenos esfuerzos que se han hecho en el Distrito Nacional para mantener servicios de mayor calidad en término de las edificaciones, de los espacios, sino que hay que lograr elevar la calidad de esos servicios en la provincia Santo Domingo”, añadió Núñez.

 FUENTE: DIARIO LIBRE.


Redacción

Editor

Sorry! The Author has not filled his profile.

×


Redacción

Editor

Sorry! The Author has not filled his profile.