Salúd y Vida

¿El sexo produce dolor de cabeza?

Algunas personas pueden experimentar intensos dolores de cabeza al mantener relaciones sexuales o durante la masturbación, tal y como indica Sonia Santos, vocal del Grupo de Estudio de Cefaleas de la Sociedad Española de Neurología (SEN). ¿Esto quiere decir que el sexo produce dolor de cabeza? Santos aclara que se tratan de una cefalea primaria relacionada con la actividad sexual (coito, sexo oral y masturbación) la cual es la desencadenante del dolor “Éste puede ser opresivo, pulsátil, en forma de pinchazos e incluso un mismo paciente puede presentar varios tipos de dolor”, detalla. Y, ¿cuándo dura? Santos estima que la cefalea intensa dura entre un minuto y hasta 24 horas tras el inicio, siendo la media unos 30 minutos, mientras que la molestia puede ser de carácter leve hasta 72 después.

Según Beatriz Trujillo García, psicóloga sanitaria y sexóloga de ISEP Clinic Madrid, se pueden diferenciar dos tipos: las cefaleas preorgásmicas y las orgásmicas. “Las segundas son las más comunes, representan el 75 por ciento de las cefaleas asociadas a la actividad sexual y se caracterizan por la aparición súbita de dolor intenso en el momento del orgasmo o justo después”, explica Trujillo. En cambio, las preorgásmicas el dolor aumenta a medida que incrementa el nivel de excitación.

¿Puede aparecer la migraña durante las relaciones sexuales?

Los últimos datos de la SEN revelan que la migraña, un tipo de cefalea, afecta al  12,6 por ciento de los españoles, es decir, a más de 5 millones de personas. ¿Pueden aparecer episodios de migraña cuando tenemos sexo? “Este tipo de cefalea primaria se asocia en el 25 por ciento de los casos a la migraña; es decir, uno de cada cuatro pacientes con cefalea primaria asociada a la actividad sexual tiene migraña”, comenta Santos.

Sin embargo, esta especialista recuerda que las relaciones sexuales no se consideran un detonante de la migraña. “Un reciente estudio publicado en el año 2013 en la revista Cephalalgia, los autores describieron que el 60 por ciento de los pacientes que tenía actividad sexual durante una crisis de migraña mejoraba total o parcialmente, y tan solo el 33 por ciento empeoraba”, añade. En este punto, Trujillo apunta que a veces estas personas suelen tener antecedentes de migraña y confundirlas. “Es interesante destacar que la migraña ha ido asociada al deseo sexual, ya que ambos fenómenos están relacionados con un bajo nivel de serotonina, por tanto, a la hora de valorar posibles tratamientos para la migraña u otros tipo de cefaleas, hay que tener en cuenta que afectan negativamente a la función sexual”, subraya esta psicóloga.

¿Qué hacer si me duele la cabeza al practicar sexo?

Lo más importante es valorar si existen otros síntomas como la pérdida de consciencia, la visión doble o la rigidez en la nuca porque puede ser señales de otras enfermedades más graves. En estos casos, ambas expertas aconsejan acudir al médico para que pueda realizar con correcto diagnóstico. Además, conviene aceptar la situación con naturalidad para evitar consecuencias psicológicas e incluso futuros problemas de pareja.

En ausencia de otras molestias, Trujillo sugiere mantener la calma y evitar ponerse nervioso por la situación. En su opinión, el estrés y la ansiedad que se genera al inicio de las relaciones pueden propiciar la aparición del dolor. No obstante, Santos señala que no se conoce la causa exacta de estas cefaleas aunque reconoce que son más frecuentes en los hombres. “En el 40 por ciento de los casos pueden durar más de un año y, a veces, puede volver a presentarse tras varios años de remisión”, especifica.

¿Qué podemos hacer para prevenirlas?

Una vez se ha detectado este tipo de cefalea, tanto Trujillo como Santos recomiendan modificar los hábitos sexuales adoptando una actitud más pasiva y, una vez sufrido un episodio, no tener sexo en las 48 horas siguientes. “Una opción es tomar un antinflamatorio no esteroideo unos 30 o 60 minutos antes de la actividad sexual”, aconseja Santos. En su experiencia, cuando un paciente tiene crisis frecuentes, se opta por el tratamiento preventivo oral con betabloqueantes durante seis meses, una  terapia que también se utiliza para la migraña.

Por otra parte, Trujillo recomienda llevar una vida saludable a través de una alimentación equilibrada, libre de colesterol y alcohol, para favorecer el sistema cardiovascular. “El deporte también nos ayuda a mantener a raya nuestra salud física y mental”, concluye.

FUENTE: CUIDATE  PLUS.


Redacción

Editor

Sorry! The Author has not filled his profile.

×


Redacción

Editor

Sorry! The Author has not filled his profile.