Economía

Empleados pueden dimitir y obtener sus prestaciones

En el ámbito laboral, regu­larmente, solo se habla del desahucio o despido como las únicas formas en que se puede terminar un contrato de trabajo y nunca se habla de la “dimisión” como una figura que da la oportuni­dad al trabajador de renun­ciar a su compromiso por voluntad propia, sin pena­lidad y logrando que el em­pleador le pague sus presta­ciones.

Para usar esta figura jurídi­ca que contempla el Código de Trabajo en su capítulo V, artículo 96, el trabajador debe probar que el emplea­dor violenta los términos del contrato sin causa justi­ficable y para eso debe pre­sentar las pruebas de una “justa causa” y notificar­lo en un plazo de 48 horas, tanto al Departamento de Trabajo y al empleador.

¿Cuáles serían esas “jus­tas causas” o razones por las que puede dimitir un trabajador?

1. Porque el empleador lo haya inducido a error al for­malizar el contrato laboral, respecto a las condiciones del mismo.

2. Si su empleador no le paga el salario completo, en la forma y lugar con­venidos o determinados por la ley, salvo las reduc­ciones autorizadas. 3. Si no le paga el salario o re­anuda el trabajo luego de una suspensión ilegal a los efectos del contrato de tra­bajo. 4. Si su empleador, sus parientes o dependien­tes que obren con su con­sentimiento, incurren en faltas de probidad, honra­dez, en actos o intentos de violencia, injurias o malos tratamientos contra el tra­bajador o su cónyuge, pa­dres, hijos o hermanos.

5. Si su empleador, por sí mismo o por medio de otra persona, oculta, inutiliza o deteriora intencionalmen­te las herramientas o útiles de trabajo del empleado.

6. Si la empresa reduce de manera ilegal el salario del trabajador.

8. Si le exigirse una labor distinta a la que está obli­gado por el contrato esta­blecido, salvo que se tra­te de un cambio temporal con disfrute de su mismo salario.

9. Si el empleador obliga al trabajador a que preste servicios en condiciones que lo obliguen a cambiar de residencia, a menos que el cambio haya sido previs­to en el contrato, o resulte de la naturaleza del traba­jo o del uso, o sea justifica­do y no cause perjuicios al trabajador. 10. Por estar el empleador, un miembro de su familia o su repre­sentante en la dirección de las labores con alguna en­fermedad contagiosa que ponga en peligro la salud del trabajador dimisiona­rio. 11. Por existir peligro grave para la seguridad o salud del trabajador, por­que no se cumplan las me­didas preventivas y de se­guridad.


webmaster

Administrator

Sorry! The Author has not filled his profile.

×


webmaster

Administrator

Sorry! The Author has not filled his profile.