Salúd y Vida

Top5 de ejercicios para prevenir el ictus.

El ictus afecta en torno a 134.000 españoles al año, y casi un millón de personas están en tratamiento anticoagulante con el objetivo de prevenir el ictusHasta el 80% de los casos se podrían evitar con el control de los factores de riesgo modificables, como la hipercolesterolemia, la hipertensión o el tabaquismo, siguiendo hábitos de vida cardiosaludables.

Con motivo del Día Mundial del Ictus, el 29 de octubre, se han dado a conocer cinco ejercicios para prevenirlo, seleccionados de las propuestas recibidas por parte de ciudadanos durante la campaña de concienciación social #GeneraciónINVICTUS. Se trata de una iniciativa de Boehringer Ingelheim, las asociaciones de pacientes FEI y FEASAN y Mimocardio, que ha contado com la actriz y modelo Laura Sánchez.

El Top5 de ejercicios para prevenir el ictus son la natación, yoga, estiramientos, caminar y bicicleta. “La natación es un buen entrenamiento cardiovascular, porque sube el pulso y la tensión de manera progresiva, a la vez que trabaja un gran número de grupos musculares a la vez”, explica Almudena Castro, coordinadora de la Unidad de Rehabilitación Cardíaca del Hospital La Paz (Madrid). Añade que, además, trabajar en el agua reduce el impacto en las articulaciones.

Yoga

En cuanto al yoga, combina práctica física, espiritual y mental y por ello ayuda a controlar el peso, la presión sanguínea y los niveles de colesterol. Los beneficios cardiovasculares del yoga pueden deberse a la reducción del estrés, ya que por ejemplo entre las mujeres es uno de los mayores riesgos de ictus. Además, es un tipo de ejercicio de bajo o nulo impacto aeróbico que las personas mayores o con enfermedades cardíacas previas pueden realizar sin riesgo.

Estiramientos

En lo que respecta a los estiramientos, permiten mantener el cuerpo activo y mejoran la circulación de la sangreDel mismo modo, regalan minutos que ayudan a centrarse en uno mismo y rebajar los niveles de estrés. Caminar es la mejor opción para empezar a incluir el ejercicio en la rutina diaria, activa el flujo sanguíneo y se puede ir adaptando el ritmo según las necesidades.

Bicicleta

La bicicleta es una actividad de impacto cardíaco que activa la circulación, reduce el colesterol y ayuda a mejorar la movilidad de las articulaciones. A nivel mental, permite estar al aire libre, por lo que puede contribuir a reducir el estrés. Basta con pedalear de 5 a 10 minutos al día.

Por cada tuit o post en Instagram compartido, Boehringer Ingelheim colaborará con las entidades que colaborar con esta iniciativa para que investiguen esta patología y formen e informen a los pacientes anticoagulados.


Redacción

Editor

Sorry! The Author has not filled his profile.

×


Redacción

Editor

Sorry! The Author has not filled his profile.