Internacionales

Vientos impulsan fuegos forestales.

Bomberos en California enfrentan nuevas ráfagas de viento y condiciones de sequía mientras continúan tratando de contener el avance de incendios forestales que han dejado al menos 21 personas muertas, 3,500 viviendas y comercios destruidos y han cubierto de humo la famosa región vinícola del estado.

Un total de 22 incendios en nueve condados han quemado cerca de 69.000 hectáreas desde que comenzaron el domingo por la noche, en lo que autoridades de bomberos del estado dicen que es uno de los brotes de incendios forestales más mortales en la historia de California.

Más de 550 personas siguen desaparecidas en el Condado de Sonoma y no está claro cuántas en realidad podrían haber sido víctimas del fuego en lugar de evacuados que no han contactado a las autoridades luego de huir de sus casas.

En la población de Santa Rosa, en el Condado de Sonoma, la ciudad más grande de la región vinícola del país, ha sido particularmente afectada por uno de los incendios más fuertes, llamado Incendio Tubbs.

Cuadra tras cuadra en algunos barrios fueron prácticamente calcinadas por el fuego que dejó solo restos quemados, paredes rotas, chimeneas y armazones de acero de vehículos quemados.

FUENTE: LISTIN DIARIO.


Redacción

Editor

Sorry! The Author has not filled his profile.

×


Redacción

Editor

Sorry! The Author has not filled his profile.